Aunque para muchos de nosotros todavía nos quede un tiempo para jubilarnos, nunca está de más informarnos sobre cómo funcionan los planes de pensiones en Reino Unido. En este artículo os vamos a explicar las diferencias entre el plan privado y el público y qué pasa con tu plan de pensiones cuando te vuelves a España.

Lo que todos debemos hacer es informarnos bien sobre nuestro plan de pensiones privado: cómo y dónde invierten el dinero, cuándo se puede sacar y en qué condiciones, qué rentabilidad tiene, etc.

Un tema que nos suele preocupar, además, es qué va a pasar con el Brexit. Por el momento el acuerdo sobre pensiones entre UK y el resto de la UE se mantendrá hasta que finalice el periodo de transición o las negociaciones. Recordemos que España tiene firmados acuerdos en materia de pensiones con países que no pertenecen a la UE así que es probable que lleguen a un acuerdo.

El sistema de pensiones en España y Reino Unido

Actualmente, la edad de acceso a la pensión de jubilación en España es de 65 años. Pero esta puede ir subiendo gradualmente hasta los 67 si las cotizaciones acumuladas a lo largo de tu vida laboral son inferiores a 38 años y 6 meses de cotización.

La edad de jubilación en Reino Unido es de 65 años, aunque está previsto que aumente hasta los 68 años entre 2044 y 2046. El Gobierno británico está revisando adelantar la fecha para que entre en vigor a 2037-2039. 

Hoy por hoy, para poder cobrar la pensión completa en España es necesario haber trabajado 37 años o más. Para cobrar la pensión completa en Reino Unido son necesarios 35 años de contribuciones.  

La cuantía a cobrar en España se determina aplicando a la base reguladora el porcentaje general que corresponda en función de los años cotizados.

La cuantía que recibe un pensionista en Reino Unido que ha contribuído 35 años es de £168.60 a la semana, lo que supone unas £700 libras al mes. 

Más información sobre la jubilación en España

Más información sobre la jubilación en Reino Unido

Cómo funcionan los planes de pensiones públicos y privados en UK

El modelo actual español es un sistema público de pensiones donde todas las aportaciones a la Seguridad Social nacen de retenciones en el salario de los trabajadores. A esto, se le puede unir Planes de Pensiones Privados con ventajas fiscales. Una vez llegada la edad de jubilación, el pensionista tiene garantizada una pensión estatal y, si la contrató en su tiempo, una privada.

El sistema de pensiones británico es un sistema mixto, donde las aportaciones nacen de retenciones sobre el salario y Planes de Pensiones Privados (Workplace Pension). Este sistema no implica que las retenciones sobre el salario sean necesariamente menores. Al contrario, la ventaja de este sistema con respecto al modelo español, es que el plan privado posee mayores ventajas fiscales.

Las aportaciones a los Planes de Pensiones de Reino Unido varían dependiendo de lo que se quiera contratar. Existe un mínimo que no se puede limitar pero cada uno puede negociar una cantidad mayor. Los empleados pueden optar por salirse voluntariamente del plan al que han sido inscritos tras el primer mes desde la inscripción, pero cada 3 años su compañía los volverá a incluir automáticamente .

Actualmente cada empleado tiene que aportar un 8% de su salario, correspondiendo un 3% a la empresa y un 5% al trabajador. El Gobierno aporta un 1% en forma de subsidios (tax relief). 

Puede darse el caso que tanto empleado como empresa suban los porcentajes mínimos, o solo una de las partes. La empresa también tiene beneficios por ampliar el porcentaje. Por eso es necesario negociar los porcentajes.

Más información sobre el Workplace Pensions

¿Cómo traspasar el plan de pensiones de UK a España?

Seguro que la gran pregunta ahora es qué pasa si estas un tiempo, 5 años, por ejemplo, y decides volverte a España. ¿Qué es lo que pasa con todo lo cotizado y el dinero aportado? Como el sistema británico es un sistema mixto, hay que dividirlo en dos.

La pensión pública

De la parte de pensión pública, en el momento en que el trabajador se jubile puede solicitarlo, independientemente del país de residencia. Eso sí, hay que tener en cuenta dos cosas. Primero es que debido a haber cotizado muy pocos años, la aportación será también escasa.

Y segunda es que normalmente a los residentes en otros estados se pide algún requisito extra, como la necesidad de presentarse cada año en la Embajada o mandar un certificado médico como “prueba de vida”. Pero eso fluctúa con los años.

El plan de pensiones privado

En cuanto al plan de pensiones privado tienes varias opciones:

  • trasladarlo a una entidad española (no todas son aceptadas)
  • recuperarlo antes de tiempo (suele implicar una penalización monetaria)
  • esperar a tu jubilación para cobrarlo

Cada plan de pensiones es diferente así que es importante analizar las condiciones del traspaso que permite el plan de pensiones en origen, pues es posible que permita traspasos parciales o bien sea obligatorio realizar un traspaso total.

Si estás pensando en volver a España te recomendamos leer…

Llega la hora de la jubilación, ¿qué tengo que hacer para que el tiempo y las aportaciones en Reino Unido cuenten en España?

Los reglamentos de la Unión Europea en materia de seguridad social garantizan que los periodos cotizados en otro país se tengan en cuenta a la hora de acceder a la prestación por jubilación en el país donde resides. Es decir, que el tiempo cotizado en Reino Unido sea válido a efectos de totalización de períodos en España.

Para cobrar la jubilación deberás dirigirte a la administración de pensiones del país donde vives o del último donde hayas trabajado. Si no has trabajado nunca en el país donde vives, éste remitirá la solicitud al último donde hayas trabajado.

Este artículo de la Unión Europea explica detalladamente cómo solicitar la pensión, qué documentación es necesaria o cómo se calcula la pensión.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda, pero si tienes cualquier pregunta no dudes en dejarnos un comentario ¡e intentaremos ayudarte!