Muchos de los que dejamos España para trabajar en el extranjero hemos pensado alguna vez en volver. Para muchos, parece una opción muy lejana, e incluso difícil, pero quizá esta percepción cambie dentro de poco gracias a plataformas como la que han creado tres emigrantes. “¿Se puede construir un país sin el talento de sus jóvenes profesionales?”, se preguntaron Diego Ruiz del Árbol, Sebastien Sanz y Raúl Gil, quienes saben bien qué es vivir en el extranjero. Por eso arrancaron un proyecto ilusionante, no sólo para ellos, sino para miles de españoles que viven en el extranjero: Volvemos.

¿Qué es Volvemos? Es un proyecto con el que facilitar el retorno del talento a España para desarrollar su potencial profesional de nuevo en casa. Para ello están elaborando una base de datos de profesionales que se encuentran trabajando en el extranjero, pero que les gustaría volver a España si encontraran una oportunidad laboral acorde con sus expectativas. Así, conectarán a empresas que quieran aprovechar las aptitudes de estos trabajadores con todo aquel que quiera volver a España con un trabajo digno.

Volver a España“Muchos españoles tenemos ganas de volver. Tenemos un país en el que merece la pena vivir y tenemos que construir un país en el que merezca la pena trabajar” nos explica Diego Ruiz del Árbol, un madrileño que lleva más de 9 años en Berlín trabajando como programador informático en diferentes proyectos.

Diego siempre ha tenido claro que en algún momento le gustaría volver. “Un día estábamos Raúl y yo tomando una cerveza cuando empezamos a hablar sobre la morriña, sobre volver, sobre cómo lo íbamos a hacer y así pintamos el primer boceto del proyecto” explica. Ya en ese primer boceto decidieron el nombre, Volvemos, un nombre que les parece “absolutamente mágico, ya que son 8 letras que recogen muy bien el espíritu del proyecto”.

El debate está en la calle

Uno de los principales objetivos de Volvemos es inducir al debate sobre la cultura laboral española, que consideran que está lejos de la de otros países. “Si bien ese no ha sido el motivo por el que España ha perdido a la mayoría de los jóvenes cualificados, sí que puede ser un motivo por el cuál no podamos recuperarlos”, explica.

Diego lo tiene claro, este es el momento perfecto para el debate, ya que ahora la sociedad está concienciada de que es una necesidad para el país. “Está en la calle, está en la política. Lo hemos visto en la última campaña electoral, donde en los principales debates también se ha tratado el tema.”

Para Volvemos este debate tendría que hacer responder a la administración pública y a las empresas. “No queremos que los jóvenes vuelvan para cobrar la mitad, para hacer el doble de horas o para que estén infravalorados, queremos traerles de vuelta porque ellos quieren y en tan buenas condiciones como las que tienen en el extranjero, y para eso es imprescindible la participación de la administración pública y de las empresas”, asegura.

La sociedad y la administración deben entender que difícilmente se va a sacar el país adelante cuando el talento y la experiencia de los jóvenes profesionales están siendo empleados por otros países. Al fin y al cabo, tanto la Administración como las empresas privadas son los principales beneficiados en que vuelvan estos jóvenes, ya que van a contar con una bolsa de trabajadores “no sólo súper cualificados pero también súper motivados. Hay muchísima gente que quiere volver y que desea estar trabajando en España, por lo que creemos que las administraciones y empresas se tienen que involucrar”.

Emigrar, una especialización en sí misma

Vuelve a España a trabajarAlgunas empresas ya han contactado con Volvemos y han mostrado su interés en el proyecto. Porque otro de los objetivos de Volvemos es hacer visibles y reforzar positivamente a “aquellas empresas que se comprometen con el trabajador, con su bienestar, con la conciliación de la vida familiar”, pero también mostrar y convencer a las empresas que no lo hacen de que es el camino a seguir.

“Somos conscientes que la situación de España no va a cambiar de la noche a la mañana pero necesitamos que este debate se instale”, nos comenta Diego, quien ve en la vuelta de los jóvenes una gran oportunidad para mejorar el futuro laboral español y la manera de sentar las bases para que España sea un buen país para trabajar. “El perfil de la emigración actual es muy diferente al de los años 60. Muchos de los que hemos salido hemos estado desarrollando nuestra actividad puestos de alta responsabilidad y no vamos a volver a cualquier puesto de trabajo”, afirma. Pero lo que sí podemos hacer es traer todo nuestro conocimiento e instaurarlo en España.

Los fundadores de Volvemos lo tienen claro, emigrar es una especialización en sí misma. No sólo porque hemos aprendido otro idioma, sino porque haber trabajado en otro país y conocido otra cultura laboral supone una ventaja competitiva en tu currículum que las empresas deben saber aprovechar. “Alguien que haya estado en Alemania tendrá un perfil interesante para empresas germanas, ya que conoce tanto el idioma como su idiosincrasia y cultura laboral”, explican en la web. “Queremos que todos los emigrantes que hemos estado fuera hagamos de embajadores de todo lo que hemos aprendido fuera”, explica Diego.

La chispa que puede hacer que todo prenda

Sin duda, uno de los mensajes más positivos de Volvemos es el cambio de actitud y de lenguaje, ya que creen que, cambiando el mensaje, y dejando atrás el estigma de emigrado, se puede reactivar el debate en la sociedad, empezar a plantearse las cosas desde otro punto de vista y comenzar el proceso para que los jóvenes vuelvan a casa.

Internationals arrivals - Hollidayextras (https://www.flickr.com/photos/holiday-extras/6436965731)“Nosotros creemos que hay que cambiar el lenguaje para cambiar el mensaje. No puede ser que la inmigración sea un estigma, seguir con el mensaje de los últimos años, del nos echan, nos tenemos que ir, no tenemos oportunidades en casa, no se puede… No, los que nos hemos ido fuera hemos vivido experiencias que, aparte de cambiarnos personalmente, nos han cambiado profesionalmente y ahora somos profesionales muy cualificados. No queremos renunciar a trabajar en nuestro país y no sólo yo, hay mucha gente que piensa como yo.” Porque para Diego, ese cambio en el lenguaje es “la chispa que puede hacer que todo prenda. Por eso es tan importante comunicarlo y difundirlo bien.”

Está claro que Volvemos ha dado en la diana con este proyecto ya que en tan sólo un par de semanas más de 900 personas ya han manifestado su deseo de querer volver. Mucho tiene que ver el hecho de que ellos mismos sean emigrantes. “Sabíamos que había una voluntad. Nuestro mérito no es más que saber contarlo y conocer las claves, saber por qué medios se comunican, saber qué rol usa Internet en todo esto es básico”, explica Diego, quien nos recuerda proyectos parecidos como el de la Junta de Andalucía.

El proyecto está todavía en una fase inicial, en la que lo están dando a conocer y trabajando en el buscador de empleo (que está todavía en fase beta). “Queremos difundir nuestro mensaje, queremos que todos los emigrantes que quieren volver rellenen el formulario y nos digan qué han hecho en los últimos años y que quieren volver. Cuando tengamos la fuerza de la comunidad vamos a ir a las administraciones públicas, a la empresa privada, a la Unión Europea, a tocar las puertas de todos posibles financiadores para poder arrancar este proyecto”, explica. “Ahora mismo lo que queremos es aunar voluntades, poner la lupa en una realidad, que es que una parte de nuestros mejores jóvenes se quieren volver. Y a partir de ahí dibujar un camino”.

El próximo paso es presentarlo en las principales ciudades europeas. Nosotros estamos deseando verles en Londres.