Las tiendas de caridad –charity– son unas tiendas en las que se venden productos donados (ropa, complementos, libros, muebles…) para ayudar a recaudar fondos para esa ONG.

Actualmente existen más de 9.000 tiendas en Reino Unido y recaudan alrededor de 290 millones de libras para una serie de causas en el país. También funcionan como una forma de dar a conocer a las organizaciones benéficas.

Trabajar como voluntario

Aunque se ha producido un incremento en el número de personal contratado en los últimos años, la mayoría de los trabajadores son voluntarios. No hace falta que vayas todos los días, puedes ir uno o dos días por semana un par de horas.

Colaborar con alguna de estas tiendas durante tu estancia puede ser muy beneficioso. Para empezar, porque conocerás gente interesante, harás nuevas amistades y podrás practicar inglés y adquirir mucho vocabulario.

By Cancer Research UK uploader (Own work) [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons)Para continuar, porque te puede servir como primer acercamiento al mundo laboral. Entre alguna de tus tareas destacan clasificar las mercancías, fijar los precios, atender en caja o crear escaparates.

Muchas empresas valoran que hayas participado en algún voluntariado y la inmensa mayoría solicitan cartas de recomendación, que podrás pedir a los encargados de la tienda.

Y para finalizar, porque estarás ayudando a una buena causa.

Pero también te recomendamos que te des un paseo por ellas como usuario. Es increíble la oferta que tienen las tiendas, desde ropa y complementos, pasando por libros y películas, para terminar en objetos de decoración y hasta muebles. Algunas tiendas son temáticas, por ejemplo, tiendas especializadas en bodas o librerías. Al ser objetos de segunda mano los precios son muy bajos e incluso existen ofertas por las que puedes llegar a comprar dos libros por 1,5 libras.

Un poco de historia

Las tiendas de caridad forman parte de la historia moderna de Reino Unido. Ya en el siglo XIX, el Ejército de Salvación puso en marcha tiendas de segunda mano para proporcionar ropa a los pobres. Durante la Segunda Guerra Mundial otras organizaciones benéficas crearon tiendas para obtener dinero para ayudar en la guerra.

Sin embargo, las tiendas de caridad como actualmente las conocemos –locales comerciales que venden principalmente bienes donados para recaudar fondos para organizaciones benéficas- no aparecen hasta después de la Segunda Guerra Mundial, más exactamente en 1947 cuando Oxfam abre su primera tienda.

Para hacerte voluntario no dudes en acudir a la tienda de caridad en la que quieras ayudar.