Para los que estén un poco atrasados en historia moderna anglosajona, diremos que Orangemen’s Day es una celebración patriótica que se celebra cada 12 de Julio. En ella los colonos protestantes del Ulster, en Irlanda del Norte, conmemoran la Revolución Gloriosa de 1688, en la que el rey protestante holandés Guillermo de Orange venció al católico Jacobo II en la batalla de Boyne.

Esta celebración, aunque tiene su punto álgido en Irlanda del Norte, pero otras muchas poblaciones conmemoran igualmente la fecha, con desfiles de miembros de la Orden de Orange. Entre ellos, por ejemplo, Liverpool, muestra de la mezcla de culturas, también locales, que conviven en la ciudad.

Esta celebración no ha estado libre de polémica, sobre todo en los momentos más duros del conflicto entre el IRA y Reino Unido. En la misma Ulster ha sido un foco de altercados durante los días precedentes al desfile, llegando incluso a prohibir el desfile por barrios católicos.

Por su parte, la población católica ve esta celebración como actos sectarios y que intentan reflejar un carácter triunfalista de una batalla prácticamente perdida en el tiempo.

Hoy en día, afortunadamente, la batalla física ha quedado atrás y no se pasa más allá de alguna que otra disputa dialéctica en tertulias televisivas. Es por eso que si estáis en una de las localidades que festejan este día te animamos a acercarte y a ver un pedazo de historia anglosajona.