Aunque a veces historia y leyenda van de la mano, muchas leyendas se sitúan de forma imprecisa entre el mito y el suceso verídico, siendo difíciles de demostrar. Quizá sea este halo de singularidad lo que las hagan más interesantes y llamativas.

Y como las leyendas están fuertemente unidas a la cultura de un país os proponemos un pequeño recorrido por las leyendas más famosas de Reino Unido.

El Rey Arturo

Tintagel, Russavia

El rey Arturo, héroe de muchos poemas y relatos de la literatura europea, es un rey legendario de Reino Unido que habría defendido a su pueblo contra los sajones a comienzos del siglo VI.

Cuenta la leyenda que recibió de una hechicera una espada mágica, Excalibur; que instituyó la orden de los Caballeros de la Mesa Redonda, con los que combatía en bosques sombríos y castillos contra duendes, dragones y otras bestias; o que reposa en Avalon (que se ubicaría en Glastonbury Tor) hasta que llegue el día en que Inglaterra lo necesite de nuevo. Aunque su historia pertenece principalmente al folclor y a la literatura, se ha planteado que Arturo pudo haber sido una persona real.

Glastonbury, la ciudad de lo sobrenatural

Glastonbury es una ciudad de mitos y leyendas, famosa entre los seguidores de las terapias alternativas y la cultura New Age. Además de ser considerada la tumba del rey Arturo, muchos creen que en la ciudad está escondido el Santo Grial.

Cuenta la historia que después de ser crucificado Jesús, José de Arimatea (tío de la Virgen María) recogió la sangre de Cristo con el Santo Grial y, tras su encarcelación y posterior liberación, marchó a tierras británicas trayendo consigo algunas reliquias, entre ellas el famoso cáliz de la última cena con dos gotas de la sangre de Cristo. José enterró el cáliz a los pies de Glastonbury Tor del cual brotó un manantial de aguas rojas (Chalice Well) con propiedades curativas.

Otra leyenda, por el contrario, considera que el Santo Grial está en Rosslyn Chapel, Escocia, iglesia unida a la historia de los Templarios y los masones.

Robin Hood

¿Quién no conoce la historia de Robin Hood? Un héroe ejemplar que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. Según la leyenda, Robin Hood era un hombre llamado Robin Longstride o Robin de Locksley, un arquero defensor de los pobres y oprimidos, que luchaba contra el sheriff de Nottingham y el príncipe Juan sin Tierra, quienes utilizaban la fuerza pública para acaparar ilegítimamente las riquezas de quien se les oponían.

Se cree que vivía escondido en el Bosque de Sherwood y de Barnsdale, cerca de la ciudad de Nottingham, más exactamente en el Gran Roble, un anciano árbol del bosque en el que se rumorea que tenía su escondite.

El monstruo del Lago Ness

Una de las muchas cosas de las que puede presumir Escocia es de tener el monstruo más famoso del mundo, Nessie. Se trata de una criatura legendaria que se dice que habita en el lago Ness, un profundo lago de agua dulce cerca de la ciudad de Inverness.

Aunque la referencia más antigua del famoso monstruo data del siglo VII, la primera descripción moderna sucedió en 1868. A partir de ese momento empezaron a proliferar las historias de una extraña criatura que rondaba por el lago Ness, los periódicos comenzaron a enviar reporteros a Escocia, y se ofrecían suculentas recompensas por la captura del monstruo. En los últimos años cada vez menos gente afirma haberlo visto pero aun así estamos seguros que la visita al lago es muy bonita y hechizante.



La bruja de Wookey Hole

Skeleton_in_Wells_and_Mendip_Museum-RodwHace mucho, mucho tiempo, en las profundidades de las cuevas de Wookey Hole, vivía la malvada bruja de Wookey Hole. Tras una época de diversas desgracias los habitantes de Wookey imploraron al abad de Glastonbury que enviara alguien a protegerles de la temible hechicera. El abad envió al padre Bernard, que era un monje benedictino y un experto exorcista.

Bernard fue a ver a la bruja, a la que encontró removiendo un caldero. Cuando se dispuso a hablar con ella la bruja corrió al interior de la cueva maldiciendo. El padre no dudó en ir tras ella, pasando por un estrecho pasaje, conocido como la Escalera del Infierno.

Cuando por fin estaba frente a frente a la anciana el padre tomo agua de un pequeño riachuelo subterráneo, la bendijo y la lanzó contra la mujer, que inmediatamente se transformó en piedra. Hoy todavía puedes ver la figura petrificada en el interior de la que dicen era la bruja que habitaba hace siglos estas cuevas.

Stonehenge

El monumento megalítico más famoso del mundo sigue siendo todo un enigma. Con más de 50.000 años, todavía no sabemos si era un altar en el que celebrar sacrificios, un monumento funerario o un observatorio astronómico.

En el solsticio de verano, el Sol salía justo atravesando el eje de la construcción, lo que hace suponer que los constructores tenían conocimientos de astronomía. El mismo día, el Sol se ocultaba atravesando el eje del Woodhenge, donde se han encontrado multitud de huesos de animales y objetos que evidencian que se celebraban grandes fiestas.

También han sido encontrados 300 enterramientos de restos humanos previamente cremados, pudiendo ser un cementerio para determinadas personas escogidas. La piedra era el símbolo de lo eterno, servía para marcar o delimitar puntos energéticos terrenales y hasta para albergar espíritus elementales. Así es que Stonehenge podría haber sido utilizada junto con Woodhenge en ceremonias religiosas de culto a los muertos y a la vida, tal vez simbolizada por el círculo de madera.

Jack y el gigante Cormoran

El monte de Saint Michael, en Penzance, es una pequeña isla a merced de la marea en la costa de Cornualles. Cuenta la leyenda que el monte es obra del gigante Cormoran, quién se construyó en él una casa fortificada desde la que poder aterrorizar a los habitantes del pueblo costero de Marazion y robarles el ganado. Hasta que una noche, Jack, un chico del pueblo muy astuto, escaló la isla y cavó un agujero que luego cubrió con paja.

Jack despertó a Cormoran llamándole con un potente cuerno, que se levantó tan aturdido que cayó en el agujero y nunca consiguió salir. Si vas al monte de St. Michael y pegas la oreja a la roca que hay junto al agujero que cavó Jack, podrás escuchar los latidos del corazón del gigante.

Tristán e Isolda

Una de las más célebres leyendas medievales es la del caballero de la Mesa Redonda Tristán y la princesa irlandesa Isolda. Aunque existen diferentes versiones de esta leyenda, todas coinciden en que se trata de un caballero que comete una grave traición contra su señor, llevado por el amor que siente por la esposa de éste.

Tristán era sobrino del rey Marco de Cornualles, ante el cual se comprometió a traer a la princesa Isolda para que ésta se desposase con el rey. Sin embargo, tras beber por accidente una poción amorosa, ambos se enamoraron en el camino y Tristán traiciona a su señor, incapaz de resistir la pasión.

 

Esperamos que os hayan gustado estas leyendas. ¿Conoces alguna más que merezca estar en el blog? ¡Cuéntanosla!