¿Te sabes ya de memoria el Big Ben y todas las tumbas de la Abadía de Westminster? ¿Eres un experto de la historia de la Torre de Londres y sus Beefeaters? Hoy vamos a dejar a un lado Camden, Notting Hill y el Londres más turístico para enseñarte algunas zonas de la ciudad menos conocidas para el gran público.

Un zoo al aire libre

Richmond LondresTodo el mundo sabe que Londres está lleno de ardillas, los que llevan más tiempo viviendo en la capital han visto zorros corretear por la noche, pero ¿y ciervos? Pues sí, en Londres pueden verse ciervos, y no en el zoo precisamente.

En el sudoeste de la ciudad está el lujoso barrio de Richmond, uno de los más caros, bañado por el Támesis. El barrio merece la pena visitarlo por su Green rodeado de lujosas casas, por la ribera del río salpicado por restaurantes y pubs, por su centro histórico con tiendas, pero sobre todo por el parque.

Richmond Park es una gigantesca área verde dentro de la ciudad donde podemos ver, entre otras cosas, ciervos campar a sus anchas en el parque. Además, podemos dar una vuelta por el lago, justo en el centro del área, visitar una plantación con especies de árboles más exóticas y, sobre todo, disfrutar de unas vistas únicas. Y todo ellos gratis. Y es que Richmond Park no es un parque más, sino que su pelaje selvático lo hace completamente diferente al resto.

Y como hace buen tiempo y a nosotros nos gustan mucho los parques, es momento para irnos al norte de la ciudad y visitar Hamstead Heath. Hamstead es otra de las áreas más ricas de la ciudad y donde algunos futbolistas fijan su residencia por su cercanía con el campo del Arsenal y del Tottenham. Al llegar a dicho barrio entendemos el porqué. Casas victorianas y lujosas al lado de un parque medio salvaje que nos ofrece unas vistas de Londres privilegiadas, aún mejores que las de Primrose Hill. Si el tiempo acompaña, algo extraño, nos podemos incluso dar un chapuzón en alguno de los lagos del parque.

Cementerios

Highgate Cemetery - Andy DolmanMuy cerca de allí podemos visitar uno de los cementerios más famosos de la ciudad, el de Highgate. Allí, entre otras tumbas famosas, descansa el cuerpo de Karl Mark. Con más de 53.000 tumbas, el cementerio está separado en su parte del Este, donde descansa eternamente el padre del comunismo, y el Oeste. Se organizan tours para visitar ambas partes, en este post os contamos cómo fue nuestra visita al Cementerio de Highgate.

Seguimos nuestra tétrica visita por Londres con la visita al cementerio de Stoke Newington, al nordeste de la capital. Aparte del paseo por el camposanto Abney Park, donde muchos jóvenes aprovechan para hacer un picnic o beber algo –no está tan mal visto como en España-, podemos aprovechar nuestra visita para dar una vuelta por la zona. Convertida recientemente en un área de moda, Stoke Newington da cabida a gran parte de la comunidad judía de Londres y a un gran número de ‘hipsters’. También es recomendable recorrer Stoke Newington Church Street con sus numerosos pubs y restaurantes. Ah, y la iglesia, claro.

El mercado más desconocido

Para quitarnos el regusto amargo de tanto cementerio vamos a darle un poco de color caribeño a nuestra visita. Para ello nos vamos al sur, a Brixton, el barrio jamaicano de Londres. En el divertido mercado podremos comprar pescado fresco, marisco, carnes y comer en alguno de los múltiples restaurantes multiétnicos a muy buen precio. Si os gusta la comida caribeña este es vuestro sitio, sino, siempre podéis elegir cualquier alternativa que ofrece este cosmopolita y juvenil mercado. Para terminar, podemos escuchar algo de reggae en alguno de los locales vecinos o música en directo en Hootananny.