¿Sabías que hay gente que paga porque le hagan los recados? ¿Por ayudarle a desempaquetar las cajas tras una mudanza? ¿Por montarle los muebles de IKEA? ¿Por limpiar el horno? ¿Incluso por hacer cola para conseguir unas entradas? Quizá a primeras te suene un poco a locura pero hay que tener en cuenta que cada vez más gente tiene problemas para cuadrar las agendas y sacar tiempo para hacer todas esas cosas. ¿Por qué no ser tú quien desempeñe estas tareas y sacarse un dinero por ello?

En los últimos años han proliferado este tipo de plataformas colaborativas que ponen en común a los usuarios que necesitan ayuda para realizar esas tareas, y las personas que están dispuestas a hacerlas por ellos. En Estados Unidos es todo un éxito y parece que la fórmula se ha exportado con éxito a Reino Unido con empresas como Taskrabbit, TaskPandas, Hassle o Housekeep.

Cómo funciona

Digamos que una persona “Equis” necesita que alguien le ayude con la mudanza (todos sabemos lo difícil que puede llegar a ser) y decide buscar en alguna de estas plataformas a alguien que le ayude. “Equis” deberá crear una tarea, especificando qué necesita y el código postal. Una vez creada la tarea podrá ver un listado de personas y el precio que cobran por ello, así como comentarios de usuarios que ya han contratado sus servicios.

Con este tipo de plataformas todos ganan, tanto el usuario que necesita ayuda para alguna tarea doméstica como el usuario que consigue un pequeño trabajo con el que conseguir un  dinero extra.

Trabajar como “recadero” o limpiador

Si quieres ganar dinero gracias a estas aplicaciones lo primero que debes hacer es registrarte en ellas. La mayoría suelen pedir que seas mayor de 18 años y estar legalmente autorizado para trabajar en el Reino Unido.

Muchas de estas empresas comprobarán tus antecedentes penales y algunas, como Housekeep, incluso contratan empresas externas como Onfido para comprobar que eres quien dices ser, tu pasado laboral y los antecedentes. Como contrapartida, la comprobación de los antecedentes puede llevar un coste, como en el caso de Taskrabbit, que cobra £5 para comprobar tu identidad (reembolsables).

Algunas también te exigen que asistas a una entrevista con ellos para que te conozcan y saber si eres de confianza y si pueden trabajar contigo.

Estas webs se preocupan mucho por mostrar confianza y credibilidad, por lo que suelen contar con un sistema de valoraciones de los profesionales por parte de los usuarios. Esto también ayuda a mantener una buena calidad del servicio, ya que los trabajadores están más motivados a hacerlo bien por miedo a una mala valoración.

También es importante mencionar que todos los recados contratados de esta forma cuentan con un seguro en caso de accidente.

En definitiva, aunque no nos va a sacar de pobre, está bien conocer estas empresas para obtener un dinero extra.