Uno de los grupos musicales más importantes, por no decir el que más, que ha dado el Reino Unido es The Beatles. Por eso hoy queremos indicaros los lugares que, si sois fans del grupo, no podéis dejar de visitar si hacéis un viaje a Liverpool.

La primera sonrisa viene al aterrizar y salir del aeropuerto (que por cierto, se llama John Lennon Airport). Allí se encuentra una reproducción real (quiero decir que es un submarino auténtico) del famoso Yellow Submarine de la película de animación del mismo nombre.

Una vez en la ciudad podéis ir a cualquiera de los destinos, aunque la ruta que hoy vamos a mostrar es según el orden de aparición en la vida de The Beatles. Si preferís una ruta ya planificada siempre podéis coger el autobús Magical Mystery Tour o los taxis Fab Four Taxi, que os harán el recorrido guiado.

Penny Lane, LiverpoolSin embargo, nosotros os ofrecemos la alternativa de perderos, literalmente, por la ciudad. Coger el autobús, eso sí, el bono de un día o el de una semana si vais más tiempo, porque compensa y mucho.

El primer lugar es Woolton. Es el barrio en cuya fiesta se conocieron John y Paul. Esta justo detrás de la casa de John y de Strawberry Field, de los que hablaremos más adelante. Es un apacible barrio residencial, que en su día era un suburbio más de la ciudad, pero que ahora se ha convertido en un barrio de clase alta. Los autobuses que desde el centro pasan por la zona son el 75, 76, 81A y 89.

El siguiente lugar para visitar, por orden cronológico, es The Casbah Coffee Club. Es, realmente donde The Beatles, o mejor dicho, el dúo John-Paul, junto con el resto de componentes de The Quarrymen, hicieron su primer concierto. El lugar en cuestión era el sótano de la casa de Pete Best. En la actualidad no está abierto al público en general, sólo visitas programadas, por lo que si vas por tu cuenta sólo podrás ver el edificio desde fuera. Esta situado en el número 8 de Hayman’s Green, y para ir desde el centro hay que coger los autobuses 12 o 13.

Otro de los puntos imprescindibles para los beatlesmaniacos es el numero 38 de Kensington Road. Actualmente es una vivienda particular, pero el 14 de julio de 1958 pasó a la historia por ser el lugar donde se realizó la primera grabación de John Lennon, Paul McCartney, George Harrison como miembros de The Quarrymen. En la fachada hay una placa conmemorativa y para llegar al lugar hay que coger los autobuses 8, 9, 10 o 10A.

El siguiente lugar de peregrinación es The Blue Angel. En 1960 el cantante que triunfaba en las listas de éxito era Billy Fury y estaba buscando teloneros. El 10 de mayo de ese año se celebró una audición a la que asistieron el, por aquel entonces, The Silver Beatles. No fueron seleccionados, pero de esa audición nació el contrato que les llevaría a Hamburgo. Está situado en los números 106-108 de Seel Street, en el centro de la ciudad, por lo que no es necesario ir en autobús.

Muy cerca de The Blue Angel, a apenas unos pasos, se encuentra The Jacaranda (21-23 de Slater Street). Este lugar ha pasado a la historia por ser el primer local con el que The Beatles tocaron con su nombre definitivo. En realidad es aquí donde empezaron a tener fama y a ser considerados como buenos músicos, y no en el famoso The Cavern Club (que era un local muy importante en la época y al que se accedía ya con una cierta categoría como músico).

Por supuesto no podíamos dejar de hablar de The Cavern Club. Conocido como The Birthplace of Beatles. Sin embargo, como ya hemos dicho, no fue así. Bien es cierto que fue allí donde se empezó a entender The Beatles como el fenómeno musical que fue. Es el único sitio con actuaciones regulares (prácticamente todos los días) de imitadores de The Beatles, o de alguno de sus componentes. Está situado en el número 10 de Mathew Street, también en el centro de la ciudad.

Y justo enfrente esta The Grapes. Este local pertenece a la historia de The Beatles por ser el punto de encuentro de los miembros del grupo. The Cavern Club estaba lleno a rebosar todas las horas del día, y, por paradójico que parezca, en aquella época no se vendía alcohol allí, así que quedaban en el de enfrente, en el que sí podían beber cerveza, antes de entrar a tocar en The Cavern Club.

Estos son los lugares históricos del grupo, pero también queremos deciros donde están las casas de los Fab Four por si os apetece acercaros.

La casa de John Lennon es la más fácil de localizar, porque está cerca de Woolton, de Strawberry Field y de Penny Lane. Así que será casi de obligado paso. Está en el 251 de Menlove Avenue, y para ir desde el centro el autobús es el 76.

La casa de Paul McCartney está muy cerca, en el numero 20 de Forthlin Road, una callejuela a la altura del número 238 Mather Avenue. Para acercarse hasta ella hay que coger la línea 86 de autobús.

La casa de Ringo Starr está en el número 9 de Madryn Street. Lamentablemente esta casa se encuentra en una zona de reurbanización, por lo que esta tapiada. Para ir hasta ella hay que coger los autobuses 26 y 27.

Y por último la casa de George Harrison está situada en el número 12 de Arnold Grove. Para ir desde el centro hay que coger desde el centro los autobuses 14, 38, 61, 78 y 79.

Para continuar con el recorrido Beatles marcaremos dos canciones importantísimas en la trayectoria musical del grupo. Además las localizaciones están muy cerca la una de la otra. La primera es la calle Penny Lane. Situada entre las casas de Lennon y McCartney, en su época era el centro neurálgico del barrio, y así se reflejó en la mítica canción.

Para ir hasta ella hay que coger las líneas 75, 76, 80 u 86. Una vez en la calle no dudéis en pasear por ella y encontrareis un lugar mágico, aunque surgido de la estela de The Beatles. Es el Octopus Garden. Un centro cultural del barrio dedicado al grupo y a los beneficios que ha traído para la ciudad y para el mismo barrio.

El otro lugar especial es Strawberry Field. Desde la casa de Lennon se puede llegar andando en apenas 2 minutos. Actualmente la verja es una reproducción del original, que estuvo allí hasta 2011, y que ahora podéis encontrar en el museo de la ciudad.

 

 

Y para terminar el recorrido Beatles lo mejor es visitar el museo dedicado a ellos. Se llama The Beatles Story y está situado en Kings Dock Street, en Albert Dock.