La legislación laboral de Reino Unido difiere en muchos aspectos de la española, por eso vamos a explicaros los puntos básicos de ésta para que os sirva de guía. Algunos de los derechos básicos reconocidos en Reino Unido son el salario mínimo, descansos, vacaciones, protección de la salud y seguridad, el derecho a afiliarse a un sindicato y la protección contra la discriminación injusta.

Para empezar, y como ya comentamos con anterioridad, lo primero que os hace falta para trabajar es daros de alta en la seguridad social británica y obtener vuestro número del National Insurance. Ten cuidado de aquellos empleadores que te ofrezcan trabajar sin tu número ya que va en contra de la ley. Es posible que empieces a trabajar con un número temporal hasta que se te asigne uno. Siempre y cuando ganes más de 80 libras a la semana aproximadamente, se te retendrá un tanto por ciento de tu sueldo que irá a parar a la seguridad social. Las prestaciones de la Seguridad Social cubren: desempleo, enfermedad, invalidez, accidentes de trabajo, enfermedades profesionales, maternidad y jubilación.

Además de este impuesto también tendrás que pagar el impuesto sobre la renta o Income Tax. El importe depende de varios factores. Todos los trabajadores del Reino Unido tienen un código fiscal que el empleador utiliza para calcular la cantidad que tiene que pagar en su nombre. En el caso de que sea tu primer trabajo en Reino Unido, lo más seguro es que te pongan  el “impuesto de emergencia” hasta que se te asigne un código fiscal. Quizá te interese leer nuestro artículo sobre Nóminas y retenciones en Reino Unido.

Derechos como trabajador

El salario mínimo actualmente es de 6.19 libras la hora si tienes 21 años o más, 4.98 para los jóvenes entre 18 y 20 años y 3.68 para los menores de 18 años. A partir del 1 de octubre el salario mínimo pasará a ser de 6.31, 4.98 y 3.72 respectivamente.

Al igual que en España, la Directiva de Tiempo de Trabajo de la Unión Europea establece un límite máximo de 48 horas semanales de trabajo, once horas seguidas de descanso al día, una pausa cuando la jornada es mayor de seis horas, un día de descanso como mínimo a la semana y cuatro semanas de vacaciones anuales.

Casi todos los trabajadores tienen derecho a 5,6 semanas de vacaciones pagadas al año. La mayoría de los trabajadores con una semana laboral de 5 días, deben recibir 28 días de vacaciones pagadas por año. Si trabajas a tiempo parcial tendrás derecho a menos días de vacaciones. Para calcular los días que te corresponden de vacaciones pagadas debes multiplicar el número de días que trabajas (por ejemplo, 3) por la dotación de 5,6 semanas (3 por 5,6 son 16,8 días de vacaciones). Los bank holidays no deben ser dados como vacaciones pagadas, aunque el empleador puede optar por incluir estas fiestas como parte de las vacaciones anuales legales de los trabajadores.

Tu empleador está obligado a proporcionarte un entorno de trabajo seguro y saludable y a formarte sobre los riesgos laborales de tu puesto. Los trabajadores deben dar a su empleador el parte del médico si están de baja por enfermedad durante más de 7 días. El parte debe indicar si el trabajador está o no en condiciones para trabajar.

Tienes derecho a no ser discriminado frente otros trabajadores por la empresa contratante por razones de edad, sexo, raza, discapacidad, embarazo, orientación sexual y religión o creencia. El bulling en sí no es ilegal pero el acoso sí en virtud de la Equality Act 2010. Si sientes que tus compañeros o jefes te están acosando debes hablar con tu manager, el departamento de recursos humanos o el representante sindical. Si esto no funciona, puedes presentar una queja formal y si no fuera suficiente puedes emprender acciones legales en un tribunal laboral.

Tienes derecho a 52 semanas de baja por maternidad (Statutory Maternity Leave) incluso si estabas embarazada cuando comenzaste a trabajar. Las primeras 26 semanas corresponden a la Ordinary Maternity Leave, y las siguientes 26 semanas al Additional Maternity Leave. Si no quieres estar tanto tiempo de baja, sólo son obligatorias las dos primeras semanas después del parto (cuatro semanas si se trabaja en una fábrica). Los hombres tienen derecho a dos semanas de baja por paternidad, aunque pueden llegar a las 26 semanas si la madre decide finalizar la baja antes. Para las adopciones también se pueden coger las 52 semanas de baja.

Si deseas más información, visita la página del Gobierno de Reino Unido.

Otros posts relacionados