Una de las primeras cosas que un británico te puede aprender es a que no hagas el gesto de los dos dedos en público. Que lo debes hacer enseñando la palma.

Seguro que muchos de vosotros ya tenéis aprendida la lección, pero para aquellos que no, destinoreinounido.com os la va a adelantar.

Los españoles solemos marcar el número dos con la mano con el dedo índice y corazón y, digamos, la palma mirando hacia nosotros. Eso es un gesto de mala educación en la cultura británica, parecido a la peineta nuestra. Y nunca lo debes hacer el público.

Gesto de los dos dedos

La forma británica correcta, que puedes usar, por ejemplo, cuando pides dos pintas en un bar ruidoso, es levantando el dedo índice y corazón pero, con la palma hacia fuera.

El fundamento de porque nuestro gesto de los dos dedos es ofensivo no está muy claro, pero la razón más probable se remonta a la Guerra de los Cien Años. En ese conflicto armado entre Francia y Gran Bretaña, los soldados franceses tenían la costumbre de cortar los dedos índice y corazón a los arqueros británicos capturados, para así, inutilizarlos en el combate.

Como contrapartida, los soldados británicos que no caían en desgracia, enseñaban esos dedos al enemigo como recordatorio de que no habían podido con él.

Esta explicación es solo una leyenda, no está confirmada, ni desmentida, por nadie. Ni siquiera los propios británicos pueden asegurar el origen del gesto. Pero una cosa está clara, si no quieres meterte en un lío, recuerda, la palma hacia fuera.