Hoy vamos a tratar de resolver una duda que nos llega a todos cuando nos quedan pocas semanas para irnos a Reino Unido. ¿Qué hago con el dinero? ¿Lo llevo todo encima o solo una parte? ¿Uso mi tarjeta española allí? ¿Dónde hago el cambio de moneda? Pues bien, para resolver estas dudas es necesario que sepas unas cosas antes.

Primeramente el cambio de moneda. Lo puedes hacer tanto en tu sucursal bancaria de toda la vida (que suele tardar unos días), en el aeropuerto en la zona pública (suele estar en la zona de llegadas, pero hay libre acceso a todo el mundo), en el aeropuerto en la zona de embarque (en Barajas está nada más pasar el control de la Policía), o incluso en el aeropuerto de llegada, y por último en las oficinas de Post Office que hay a lo largo de Reino Unido (que también tardan unos días).

Psss, psss… También puedes utilizar métodos alternativos como Transferwise o los que te explicamos en nuestro nuevo artículo Cómo mover el dinero desde España a UK.

En cualquiera de los casos siempre es recomendable llevar algo de dinero en efectivo encima, con unas 200 o 300 Libras será más que suficiente para pasar los primeros días. Desde aquí te recomendamos el cambio en el aeropuerto, porque no tienes que esperar y además es el más actualizado. Dentro del aeropuerto, en el de Barajas en concreto, suelen tener mejores precios la oficina de cambio de la zona de embarque que el de la zona pública. Pero eso sí, tenéis que tener en cuenta el horario de vuestro viaje, puesto que si es a primera hora la oficina estará cerrada.

Si decides llevar más de esta cantidad, recomendarte que siempre lo lleves encima. Siempre es siempre. No lo metas en la maleta para facturar, ni en la maleta de cabina, ni si quiera en la mochila o bolso. Por eso la mejor opción es comprar unas bolsas de tela que hay para esto y que se atan a la cintura por debajo de la ropa. Parece una solución de la abuela, pero más vale prevenir que curar.

Si por el contrario prefieres moverte con tarjeta de crédito o débito, lo mejor es que primero hables con tu sucursal, a ver si tienen algún producto adaptado a tus necesidades donde no te cobren, o te cobren poco, por retirar efectivo en un cajero (el pagar directamente en tiendas no suele tener recargo). Te recuerdo que la comisión de cambio de divisa no la vas a evitar.

Si tu banco te cobra por retirar efectivo en el extranjero, entonces tienes una solución alternativa. Que es buscar un banco que no lo haga. Los hay. Suelen ser bancos pequeños, provinciales, que quieren captar clientes, por lo que se adaptan fácilmente a las necesidades de sus potenciales clientes.

Recordarte que, como ya dijimos hace un tiempo, los supermercados ofrecen la posibilidad de retirar efectivo pasándolo como compra, el cashback, pero también dijimos que esa posibilidad se restringe a tarjetas británicas, por lo que con una tarjeta española no podrás disfrutar de este servicio.

Por último es bueno que sepas cómo funciona la política de seguridad británica en materia bancaria. En España es el cliente el que dice al banco cual quiere que sea el límite máximo disponible en la tarjeta para cada día. Puede incluso que quieras que no haya límite.

En Reino Unido ese límite lo tiene cada cajero, y esta activado salvo que tengas una tarjeta emitida por esa entidad y esta no tenga límite. Este límite varía en función de la entidad y el tipo de tarjeta que tengas, pero por lo general para tarjetas extranjeras es de 300 Libras por cajero. Lo que quiere decir que aunque el sistema te permita poner una cifra mayor, el cajero nunca la aceptará, y el dinero no saldrá. El problema viene con que esa operación es válida, y el dinero si se ha descontado de tu cuenta aunque no ha salido por el cajero.

En estos casos hay que empezar un periodo de reclamación que suele durar unos meses. Al final se te devuelve el dinero pero durante esos meses no puedes disponer de él. Por lo que es mejor que saques cantidades pequeñas de dinero en distintos cajeros y durante varios días, para evitar que se te bloquee el crédito.

En cualquier caso, todo lo dicho anteriormente es meramente provisional, pues en el momento que te establezcas y tengas una cuenta bancaria británica siempre será mejor usar esa que la española.