Buscar trabajo en su trabajo en sí mismo. Y como todo trabajo, requiere estar preparado y prestarle mucho tiempo y atención si queremos hacerlo lo mejor posible. Mi primera entrevista de trabajo de “lo mío” (marketing online) fue un desastre. No estaba preparada para el modelo de entrevista inglés. Creía, tonta de mí, que sería como las entrevistas que había tenido en España: un par de preguntas sobre mis estudios y mi experiencia, qué herramientas sé utilizar y poco más (sólo en una entrevista en España me pusieron una vez un caso práctico).

Aquí me encontré con dos entrevistadores haciéndome preguntas muy técnicas y planteándome escenarios para saber si de verdad sabía hacer todo lo que decía o era mera palabrería. ¿En qué fallé? Me faltaba muchísimo vocabulario de marketing, así que, aunque sabía la respuesta, no podía explicarme bien. Aunque había investigado sobre la empresa, no había probado la página web, lo cual terminó de rematar mi candidatura. Pero aunque fue un fracaso absoluto (una pena porque era una gran empresa), me sirvió para aprender y darme cuenta de que si quería encontrar un buen trabajo tenía que ponerme las pilas.

Si quieres evitar mis fallos te invito a seguir estos pequeños consejos:

Apréndete la oferta

A más de uno nos ha pasado que, tras cientos de currículums echados, nos han llamado de una oferta y no nos acordábamos de cuál era. Por teléfono se puede salvar un poco la situación, pero en la entrevista queda fatal que no sepas qué puesto era o qué requisitos pedían. Recuerda resaltar todas las habilidades que tengas que cumplan con esa oferta, como idiomas, experiencia, herramientas que sepas usar, etc.

Estudia la empresa

Es muy común que durante la entrevista te pregunten sobre la empresa, para ver si has hecho los deberes. Mostrar interés en la empresa es importante para acabar consiguiendo el puesto, así que no dudes en estudiar la compañía. Apréndete su historia, qué hace, qué productos o servicios ofrece, sus noticias, mira de arriba a abajo su web, si es una empresa importante busca información en Google, Wikipedia, periódicos… Que se note que estás al tanto.

Revisa las preguntas más comunes

Seguro que estás cansado de que te pregunten una y otra vez lo mismo en las entrevistas. Aun así, es interesante estudiarse las preguntas más comunes y tener pensada la respuesta para cuando tengas las entrevista. ¿Algunas preguntas comunes en Reino Unido? Cuáles son tus puntos fuertes, cuáles son tus puntos débiles, por qué quieres ese trabajo, dame un ejemplo de una situación difícil en el trabajo y cómo saliste de ella, o qué sabes de la empresa (punto anterior), entre otras.

También debes buscar las preguntas más habituales que se suelen hacer en las entrevistas según tu perfil o puesto que estás solicitando. En Google es muy fácil encontrar preguntas (y respuestas) de posibles entrevistas según el puesto de trabajo. Cuando me puse a buscar trabajo “de lo mío” me aprendí 50 posibles preguntas de mi área, y os aseguro que muchas me cayeron en las entrevistas.

Planifica el discurso

Ahora que ya sabes qué perfil buscan, has estudiado la empresa y te has preparado las preguntas no está de más que te prepares bien el discurso, usando el vocabulario adecuado para el puesto de trabajo. Aunque la entrevista nunca va a ser como te lo has imaginado en tu cabeza, si vas preparado estarás mucho más seguro de ti mismo y habrá menos posibilidades de que te hagas un lío o te pongas muy nervioso.

Prepara el inglés

Sea el puesto que sea para el que tienes la entrevista, prepara el vocabulario acorde y que te pueda hacer falta para llevar a cabo ese puesto de trabajo. Por ejemplo, si tienes una entrevista para trabajar como dependienta en una tienda de ropa, no está de más que aprendas el vocabulario que se usa en una tienda. Repasar un poco de gramática tampoco viene mal. Para ello os recomendamos la web de la Mansión del Inglés. Además de gramática, tienes vocabulario, lecturas o podcast.

Los podcasts son muy buenos para hacer oído, muy importante para mejorar tu listening y entender al entrevistador. Os recomendamos los podcasts de la BBC The English We Speak (lenguaje coloquial) y los Professionals Podcasts del British Council.

Por último, si tienes amigos ingleses o con muy buen nivel de inglés, pídele practicar la posible entrevista, que te haga él las preguntas y te corrija las contestaciones en el caso de que haga falta.

Llega puntual

Sea el país que sea, llegar tarde a una entrevista está mal visto. Y aquí más. La puntualidad es algo que se valora y respeta mucho así que planifica bien el trayecto y sal con tiempo para que, en el caso de imprevistos, no llegues tarde.

Ya sólo te queda coger aire y relajarte. ¡Seguro que te sale genial! Y recuerda dar las gracias al entrevistador por haberte invitado a hacer una entrevista con ellos.

¡Suerte!