A muchos de nosotros pensar en salir fuera de casa “se nos hace un mundo” y, en cierto punto, es normal porque se trata, desde luego, de una decisión importante que no se puede tomar a la ligera. Cómo buscar trabajo, en dónde alojarse, conocer el idioma, gestionar los visados, conseguir contactos, ¡decidir el destino! Muchos frentes que resolver y, a menudo, no sabemos siquiera por dónde empezar.

Bueno, tranquilo, tranquila, ya nos estamos poniendo en camino. La idea de trabajar como profesor de español para extranjeros es un buen punto de partida. El español es la segunda lengua más hablada y, según los últimos datos del Instituto Cervantes, son cerca de 20 millones las personas que lo estudian en todo el mundo. La demanda de profesores ELE es cada vez más elevada, tanto en academias privadas como en universidades y organismos públicos. Además, desde el propio Ministerio de Asuntos de Exteriores y de Cooperación de España se lanzan numerosas actividades de promoción de la lengua en los centros culturales dependientes que tiene distribuidos en diversas zonas de habla hispana (hay 19 en Iberoamérica, dos en Guinea Ecuatorial y uno en Miami).

Por eso, una vez que sabemos que como profesor de español tenemos muchas posibilidades a nuestro alcance, lo siguiente es aquello que a primera vista podría parecer muy fácil y, sin embargo, suele ser lo más complicado: tomar la decisión. Si realmente tienes ganas de conocer a fondo otras culturas y empezar una nueva vida a través de la enseñanza ELE, lo primordial es atreverte a salir de la zona de confort y ponerte en marcha. Una vez eso está claro, los demás pasos te van dirigiendo, casi sin darte cuenta, hacia el destino.

Ser profesor de español en InglaterraAsí lo relata Ana, por ejemplo, una de las tantas españolas que impulsada, en parte, por las dificultades de encontrar empleo en su tierra pero, sobre todo, por un deseo imperioso de aventura y cambio, se fue del país para trabajar como profesora ELE. “Para mí fueron decisivas las ganas de conocer el mundo, de arriesgar, de contactar con otras culturas, de irme bien lejos”, explica.

Su primer paso fue hacer un curso de formación para ser profesora de español, como los de ELE Barcelona. En estos cursos aprendes a preparar clases, manejar el aula y a conocer la lengua para enseñarla de manera práctica y comunicativa. Una nueva profesión con infinitas posibilidades para trabajar.

Ana, al igual que muchos de los que estamos vinculados con la formación ELE, consulta normalmente una página web que contiene información interesante sobre ofertas de empleo como profesor de español en el extranjero, el sitio de Todoele. Esta página ofrece múltiples recursos y materiales para docentes del español como lengua extranjera y en su sección de “Trabajo” publica anuncios de búsqueda de profesores ELE en centros de todo el mundo.

Otros sitios que son recomendables visitar son la web del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España (www.exteriores.gob.es) donde en su apartado de “Marca España” o en el de “Ayudas, subvenciones y tablón de anuncios” puedes encontrar convocatorias para enseñar español en el extranjero o para participar en alguno de sus programas de divulgación del idioma y la cultura hispana; y la página del Instituto Cervantes que siempre es un lugar para tener como referencia cuando buscamos trabajo en el extranjero, siendo que cuenta con 86 centros en los cinco continentes.

Una vez hecho esto, si lo que quieres es trabajar en la educación pública, tienes que saber que muchos países te pedirán una certificación específica. Es el caso, por ejemplo, de Inglaterra, donde para acceder a un instituto estatal como profesor de español necesitas el QTS (Qualified Teacher Status). Si en España ya has hecho Magisterio y te has sacado el Certificado de Aptitud Pedagógica (con el viejo CAP o el actual máster en Formación del Profesorado), un problema menos, porque te lo convalidan por el QTS. Pero si no tienes este paso, no te preocupes, que puedes obtener directamente en Gran Bretaña la certificación, a través de un periodo de formación llamado Initial Teacher Training o ITT.

Al ITT se accede de varias maneras: cursando allí una carrera universitaria de enseñanza que luego te dé paso al ITT, o con un título de posgrado que conste de la titulación Postgraduate Certificate in Education (PGCE). Otro camino, si ya has terminado la universidad o los estudios de máster, es el de conseguir el ITT haciendo prácticas como profesor en colegios de allí durante un año.

En cualquier caso, con el motor de las ganas de explorar nuevas realidades encendido, una buena formación ELE y estos recursos que hemos mencionado ya no falta tanto para estar trabajando como profesor de español en ¿Reino unido? ¿Asia? ¿Estados Unidos? ¿Nueva Zelanda?….

Artículo invitado - ELE Barcelona