La sanidad en Reino Unido es gratuita y universal. El NHS, National Health Service, es el organismo encargado de gestionar la sanidad pública en el país. El NHS está dividido en la actualidad en cuatro unidades que atienden las regiones del Reino Unido: NHS England, NHS Scotland, NHS Wales y Health and Care North Ireland.

Los médicos de cabecera son los General Practitioners o GP. Para registrarse en el médico de cabecera sólo tienes que acudir al centro médico más cercano a tu casa (para localizarlo pincha aquí) y explicar que eres nuevo en la ciudad y que te gustaría registrarte en el centro médico.

Para darte de alta no es necesario ni estar trabajando ni tener el número del National Insurance. Lo único necesario es tener una prueba de residencia (el contrato del alquiler o una factura, por ejemplo). Tendrás que rellenar un cuestionario con tus datos personales y otro con preguntas sobre tu estilo de vida (¿Fumas? ¿Bebes? Muchas de las preguntas tienen que ver con el alcoholismo). Una vez rellenado el formulario os darán cita con una enfermera para realizar un pequeño chequeo. En unos días os llegará una carta a vuestro domicilio con vuestro NHS number y el nombre del médico que os ha sido asignado.

Para cualquier problema de salud consultar a vuestro GP. Para ello es necesario pedir cita por teléfono o en el mismo centro. En el caso de que el problema requiera de un especialista será el GP el que os mandará al mismo. Si necesitases comprar medicinas, las farmacias más conocidas son Boots y Lloyds. Como dato, señalar que algunos centros disponen de traductores, por si tienes problemas con el idioma.

Por último, y esperando que no lo necesites, en caso de que tengas una emergencia, el número de teléfono es el 999.