Inverforth House Hill Garden and Pergola - Beatriz RamírezUno de los muchos tesoros que esconde Londres es la Pérgola de Hampstead. Poco conocido para el gran público, quizá por su difícil acceso, la pérgola es uno de esos lugares únicos e increíbles que merece la pena conocer.

¿Cómo describir la Pérgola? En pocas palabras, la Pérgola es una pasarela elevada, cubierta de enredaderas y flores, ubicada en los jardines de Hill Garden, perfectamente cuidados y con un encanto único.

La historia de la Pérgola se remonta a 1904 cuando Lord Leverhulme, un rico filántropo y amante de la jardinería y el paisajismo, compró una casa Hampstead Heath llamada “The Hill” y, un año más tarde, las tierras circundantes. Sería ahí donde decidiría construir un legado, la Pérgola, que tenía que ser un lugar donde celebrar extravagantes fiestas, así como donde pasar las tardes de verano con los familiares y amigos disfrutando de los espectaculares jardines.

Hill Garden and Pergola Hampstead Hill - Beatriz Ramirez

Para la construcción de los jardines Leverhulme contó con la ayuda de Thomas Mawson, un paisajista de fama mundial, quien terminó la obra en 1906. Pero Leverhulme quería que su legado fuera aún más grande y fue aumentando la pérgola, con una extensión en 1911 (que tuvieron que parar debido a la I Guerra Mundial) y otra en 1925, poco antes de que Leverhulme muriera.

Pergola Hampstead - Alberto Rivero

Tras su muerte fue la propiedad fue comprada por Baron Inverforth, quien la rebautizó Inverforth House, y en donde vivió hasta su muerte en 1955. Aunque la casa pasó por varios usos (como el de hospital) en los siguientes años, la pérgola y los jardines se habían descuidado en gran medida desde el final de la II Guerra Mundial, por lo que en 1960 el London County Council intervino comprando los jardines. En 1963 se abriría al público como los Hill Gardens, aunque todavía hoy sigue en proceso de restauración.

Pergola Hampstead - Alberto Rivero

El parque está un poco escondido y es algo difícil de encontrar. Tendrás que entrar por un pequeño camino en North End Way hasta que te encuentres con una pequeña puerta negra desde la que se accede al parque.

¡Esperamos que te guste tanto como a nosotros!

  • Es un lugar magnífico de Londres, aunque muchos turistas españoles no lo conocen, caminar por ese camino lleno de pergolas de concreto con las plantas rozándote el pelo le da un aire no se misterioso y como que oculto, hay que verlo.

    • Hola William,
      Gracias por el comentario, ¡esperamos que con este artículo lo conozcan unos cuantos más! Es realmente un sitio precioso.
      Un saludo