La búsqueda de casa puede ser uno de los puntos que más tiempo te exija antes de pisar tierra británica. Desde aquí te recomendamos paciencia, mucha búsqueda en Internet, y ver muy muy bien toda la información que se pone en cada anuncio.

Dónde buscar

Hay muchas páginas de búsqueda de casas a lo largo de Inglaterra, genéricas, como Gumtree o Spareroom, y luego cada ciudad tiene sus dos o tres agencias especializadas en la misma y alrededores, la cosa es ponerse a buscar casa, y cuanto antes mejor, puesto que como ya avanzamos, esto va a llevar su tiempo. También hay gente que alquila una habitación o dos de su propia casa, incluso pequeños caseros que tienen tres o cuatro casas por la ciudad. Busca y rebusca que de todo hay.

Old Swan

Es un país muy propenso al alquiler, especialmente por parte de los jóvenes. Incluso hay residencias de estudiantes que no exigen ser estudiante para vivir en ellas. En este tema te recomendamos que andes con cuidado, si bien son buenas para dar el primer paso si no tienes nada mejor al llegar al país, este tipo de residencias suelen estar habitadas por gente muy descuidada, que pasa unas semanas allí y nunca más vuelves a saber de ellas. No decimos que sean inseguras, sino que más bien no es una solución definitiva ni mucho menos.

Condiciones a saber

Tienes que saber que normalmente las casas en Inglaterra, aunque amuebladas, no se alquilan con lo que podríamos decir imprescindible para el día a día, como juego de cama, vajilla o cubertería. Pero no te preocupes, estos productos los puedes adquirir a un precio módico, especialmente en Primark, Tesco o Asda.

Antes de ponerte a buscar casa tienes que saber cuáles son las zonas de la ciudad. La zona universitaria, el centro, cuales son los mejores barrios, cuales los peores… Esta información te será muy útil en el futuro puesto que las condiciones de los alquileres van dependiendo de las zonas y varían mucho. Por ejemplo, en la zona universitaria los alquileres suelen durar hasta junio (da igual en que época llegues, en junio se suelen acabar los contratos de alquiler). En el centro los alquileres son más altos, pero sin embargo la fianza es más corta. Esto también depende de la ciudad, pero es la tónica general.

Algunas precauciones

Cuando te pongas a mirar casas, comprueba toda la información que aparece en ellas y no te fíes de los chollos, puesto que casi siempre serán timos. La mejor forma es saber si el que ofrece la casa es un particular o una agencia. Si es particular fíjate en el número de teléfono que viene y en el correo, los timos suelen compartir estos datos. Si es agencia es más difícil que te engañen, pero puede pasar, así que cuidado.

Una vez que hayas encontrado un apartamento o habitación que te guste, manda un correo diciendo que estas interesado, que en esos momentos no estás en la ciudad, pero si en el país, que irás en unos días para concertar una cita para verlo. Muy probablemente ni os respondan si decís que estáis en España y que queréis iros a Inglaterra a trabajar/estudiar/vivir allí. Lo mismo con las agencias, que pensarán que es un timo y ni se molestan en contestar. Así que cuanto menos sepan de vuestras intenciones, mejor.

Parece obvio pero no sobra decir que ninguna agencia os pedirá nada de dinero por enseñaros una casa. Es más, cuando hayáis cruzado un par de emails con el propietario, ya podréis decir la fecha concreta en que iréis, y que os lo reserven unos días. Salvo que la casa sea muy golosa tampoco pondrán mucha exigencia en reservároslo unos cuantos días o semanas. Todo depende con lo agradable que sean los caseros.

Proceso de alquiler

En la mayoría de los casos os pedirán una fianza, que puede oscilar entre medio mes hasta cuatro meses. Siempre es preferible tener una carta de recomendación, por lo que si vais a una residencia al principio y luego buscáis una casa allí, pedírsela al primer casero (la residencia), eso abaratara la fianza del segundo. También es frecuente pedir un tiempo mínimo de estancia en la vivienda, entre uno o dos meses, hasta un año. Mirar eso muy bien, y si podéis negociar con el casero un tiempo menor pues mejor, según vayas conociendo la ciudad puede que encuentres casas mejores, o conozcas gente con la que te apetezca vivir. En este aspecto, cuanto menos te ates mejor.

Extras

Aparte de la vivienda hay unos extras que tendrás que pagar. O no, depende de si tienes suerte. Las casas se alquilan en tres modalidades mayoritariamente. No Bills; que significa que aparte tendrás que pagar las facturas de luz, agua, gas, teléfono e Internet (si lo tienen instalado) e impuesto municipal (que suele ser muy caro). Bills; que suele tener lo básico incluido, luz, agua y gas pero no el teléfono, Internet y el impuesto municipal. Y si tienes mucha suerte, tendrás All Bills Included, donde sí que entran Internet, teléfono e impuesto municipal. A veces merece la pena pagar un poco más por tener el todo incluido.

El impuesto municipal lo tendrás que pagar, porque a diferencia de España donde paga el propietario, en Inglaterra paga el inquilino, y si compartes piso, debes ir al ayuntamiento o a la oficina correspondiente para presentar la información del contrato y pagar sólo por la parte proporcional de tu casa. El importe varía según la zona donde estés, el número de habitaciones que tiene la casa y con cuánta gente compartes la casa. Además, los estudiantes están exentos de pagarlo.

Por último, hablaros del tema televisión. La televisión pública inglesa se financia directamente entre sus usuarios, es decir, que si tienes una televisión en Inglaterra tienes que pagar anualmente por su uso. Parece una tontería pero no lo es. Existe un registro de las casas que han pagado, las dudosas y las que no, y tienen medios técnicos suficientes como para saber si tienes un televisor y si lo usas, aparte de numerosas inspecciones directas en las casas que no pagan para saber si realmente hay o no televisión.

Nuestro consejo desde aquí es que si tienes televisión o la ves desde el ordenador pagues, puesto que la multa es muy elevada. Además, si compras cualquier dispositivo que se conecte al televisor, como un DVD, una consola o un TDT, incluso un TDT para el ordenador, debes dar tu dirección para saber si estas en la lista de los que pagan. Igualmente, si lo pagas y te mudas de casa, puedes mover tu licencia anual a la nueva casa.

Posts Relacionados