Como muchos españoles residentes en Londres, el día que hace buen tiempo y brilla el sol nos gusta disfrutar de un día de playa. Son muchas las excursiones que se pueden hacer desde la capital británica para aprovechar el buen tiempo y nosotros optamos por ir a las playas de Joss Bay, Kingsgate Bay y la ciudad costera de Margate, en el condado de Kent. Aunque nosotros fuimos en coche (tardamos algo más de hora y media), también es posible ir en transporte público, cogiendo un tren a Ramsgate y ahí un autobús a Joss Bay (2 horas y 15 minutos, aproximadamente).

Joss Bay y Kingsgate Bay

Empezamos nuestro día en la playa de Joss Bay para aprovechar al máximo las horas de sol. La playa, de 200 metros de largo, es famosa entre los surferos, que la consideran la mejor playa para surf en Thanet, el distrito en el que se ubica. Hay una escuela de surf en la misma playa, en la que puedes alquilar tablas y neoprenos.

Playa de Joss BaySi lo que quieres es tomar el sol y refrescarte dándote un baño fresquito, también puede ser la playa ideal para ti ya que está bastante limpia (está galardonada con la bandera azul) y dispone de servicios, duchas, tienda/cafetería, parking si vienes con el coche y una zona para niños con un castillo hinchable y camas elásticas si vas con niños. Aconsejamos llevaros la comida y bebidas ya que la tienda/cafetería es bastante pequeña y el surtido es escaso.

A pocos metros de la playa de Joss Bay se sitúa la playa de Kingsgate Bay, una cala de arena respaldada por altos acantilados de tiza blanca. La playa es conocida por sus cuevas marinas, una de las más famosas del país. Su belleza no se debe sólo a los acantilados blancos o a las cuevas, también ayuda el Castillo de Kingsgate.Castillo de Kingsgate

El castillo fue construido en el extremo sur del acantilado alrededor de 1760 por Lord Holland, quien también construyó Captain Digby, ahora convertido en un pub familiar donde se ubica el parking de la playa (10 libras). Aunque no hay servicio de socorrista es una playa popular para familias, probablemente porque es mucho más tranquila que las playas vecinas de Joss Bay y Botany Bay y permite la entrada de perros.

Margate

A última hora de la tarde, para disfrutar de unas hermosas vistas del atardecer, nos movimos a la ciudad costera de Margate. La ciudad es uno de los destinos favoritos entre los británicos, atrayendo a miles de londinenses cada año gracias a su cercanía.

Paseo martitimo MargateComo muchas ciudades costeras de Inglaterra tuvo su momento de gloria gracias a su parque de atracciones, Dreamland Amusement Park, que se vanagloriaba de tener la montaña rusa de madera más antigua del país. Sin embargo, el parque sufrió una serie de desgracias (como el incendio de la famosa montaña rusa) que obligaron a su cierre. Ahora la ciudad está viviendo importantes remodelaciones con el fin de restaurar su afamado parque de atracciones.

Pero si de algo presume la ciudad es de su relación con el pintor William Turner, quien describió los cielos de Thanet como “los más bellos de toda Europa”. John Crofts, ex presidente de la Sociedad Cívica Margate, ideó un plan para desarrollar un centro que explorara y mostrara el vínculo que el pintor compartía con la ciudad, que terminaría en la construcción de la galería Turner Contemporary. El pobre John Crofts no pudo ver su sueño hecho realidad, ya que falleció dos años antes de su apertura, en 2011.

Puerto de MargateMuy cerca de la galería, justo al final del puerto, se ubica Margate Harbour Arm, un pub y galería desde el que disfrutar del atardecer. Al otro lado del puerto puedes cenar un típico fish and chips en Peter’s Fish Factory y culminar tu día en la playa.