En un país en el que existen aproximadamente 60.000 pubs, no es de extrañar que el pub se haya convertido toda una institución en el Reino Unido. Tanto es así que ya en el siglo XVII un parlamentario aseguró que “el pub es el corazón de Inglaterra”.

Será por ello que los pubs están siempre llenos y, generalmente, con una clientela fiel (conocida como locals o regulars), que acude a su local pub ya sea con sus amigos, compañeros de trabajo o familiares, a tomar una pinta, comer, jugar a los dardos o al billar o ver partidos de fútbol.

Fijaros si los pubs tienen un lugar especial en la vida de los británicos que el Department for Communities and Local Government tiene una oficina encargada de los asuntos relacionados con éstos, la Community Pubs.

The Golden Fleece, YorkSin embargo, desde que estalló la crisis alrededor de 7.000 pubs han cerrado en el Reino Unido, dejando a muchos pueblos sin su “corazón”, lo que hasta ahora era impensable. Es por ello que el Gobierno está designando a muchos pubs como un “activo de valor para la comunidad”, protegiéndolos de posibles demoliciones, cierres o de que sean destinados a otros usos.

Qué es un pub

Un pub se diferencia de un bar o una cafetería. El bar suele tener un menú más escaso y poca gama de cervezas ya que se centran más en vinos y otros licores. El Pub, por el contrario, suele tener una carta de comida más amplia, licores y bebidas sin alcohol, pero se centran en una gran selección de cervezas de grifo y embotelladas. Como ya os contamos en nuestro artículo sobre la cerveza, Reino Unido es un país con una amplia oferta en esta bebida, lo que motiva que sea posible encontrar pubs con hasta más de 30 grifos de cerveza.

Su decoración también es especial, con muebles de madera labrada, techos recargados, moquetas, cristales opacos o grabados, espejos, sofás de cuero o incluso chimeneas que hacen la estancia más hogareña y agradable.

Otra característica especial es que, generalmente, deberás pedir la bebida y la comida en la barra. La bebida será servida en el momento y tendrás que llevártela tú mismo a tu mesa, mientras que la comida te la servirá en la mesa el personal del pub. Así que no esperes el servicio de un restaurante. En el caso de que quieras otra bebida tendrás que levantarte de nuevo a la barra a pedirla.

Los menús de los pubs suelen incluir platos como fish and chips, jacket potatoes, chicken tikka masala, pies, ensaladas, etc. Cada vez son más los pubs que se esmeran en mejorar la imagen de la gastronomía inglesa, esforzándose en elaborar platos caseros propios de la tradición británica.

Un poco de historia

El término pub es un término inventado en la época victoriana como abreviatura de Public House. Sin embargo, fueron los romanos los que les dieron a Inglaterra sus primeros pubs hace casi dos mil años, gracias a las tabernae, unos locales en los que se servían comida y vino (y probablemente también la cerveza local), y que fuera mostraban hojas de vid para anunciar su comercio. Cuando los romanos se fueron, las tabernae desaparecieron.

Tras las tabernae llegarían las Alehouses, viviendas en las que se elaboraba y servían su propia cerveza, convirtiéndose en lugares donde la gente del pueblo pudiera reunirse. La expansión del comercio motivó el aumento en el tráfico de mercancías y personas en las carreteras, lo que originó que surgiera un nuevo tipo de establecimiento, la posada. Las primeras posadas estaban en manos de monjes que ofrecían refugio y alimento a los viajeros, así como bebidas.

Durante el reinado de Isabel I surgieron las tabernas, donde comer y beber de forma relajada. A diferencia de las alehouses, las tabernas ofrecían más comodidad y servían mejor comida. Las tabernas prosperarían especialmente en el siglo XVIII, cuando se convirtieron en el lugar de moda.

A mediados del siglo XVIII el término taberna fue reemplazado gradualmente por el de casa pública. Cada vez fue más común la creación de public houses especialmente diseñadas, con interiores llamativos, espejos lujosamente decorados, paredes de azulejos y vidrio grabado, dando lugar al pub actual.

Los graves problemas de alcoholismo motivaron una fuerte regulación por parte del Gobierno, con normas que todavía hoy siguen vigentes, como el hecho de que los pubs sigan cerrando sus puertas a las 11 de la noche y cinco minutos antes suene la campana para alertar a la gente a comprar la última bebida.

Posts Relacionados