Acabamos de empezar la primavera, una muy buena época para plantearse el ir a trabajar a Reino Unido. Allí, como aquí, hay una temporada alta del sector turismo, que empieza ahora y llega hasta finales de verano. Es por eso que el mercado laboral de esta rama se empieza a mover algo.

Por eso destinoreinounido.com quiere daros una serie de consejos que tener en cuenta a la hora de buscar trabajo. Algunos los hemos nombrado hasta la saciedad, incluso tienen entradas propias en la sección sobre buscar trabajo, hoy lo que pretendemos es simplemente una breve compilación.

Piensa como un inglés. Es mucho más difícil de hacer que de decir, y primeramente tendrás que conocer cómo piensa un inglés. Básicamente es que, para una empresa británica, da igual que tipo de trabajador seas, nunca serás considerado una carga, sino una inversión. Por lo que tu Cv es importante no solo en el puesto que vayas a desarrollar, sino en la progresión que puedes tener en la empresa. Por ejemplo; un licenciado en Turismo es más fácil que empiece a trabajar en un hotel, aunque no tenga nivel de inglés y sea de limpiador, porque con poco que mejore sus habilidades le permitirán progresar en la empresa.

Abrir el radar. Esto no nos es del todo extraño. Me refiero a que preguntéis por trabajo a todo bicho viviente. Al casero, al profesor de inglés de la academia, al camarero del pub donde veis el fútbol, en la gasolinera donde compráis leche a las 3 de la mañana. No es enchufismo como aquí, pero si os puede abrir un poco el horizonte.

Hablar inglés. Por supuesto cuanto mejor se haga mejor. Pero no os centréis en tener un nivel perfecto para empezar. El movimiento se demuestra andando. En realidad nos pasa a nosotros cuando un extranjero intenta hablar en español y comete errores los pasamos por alto, ya aprenderá y perderá el acento (mentira, el acento nunca se pierde, y si no mirar a Michael Robinson). Pues aplicaros el cuento. Lanzaros a hablar inglés con fallos, y si no entendéis algo preguntar. Lo importante es que haya comunicación, no que esta sea perfecta.

Eso sí, siempre habrá empleos que requieran un grado de conocimiento del inglés mayor, este post es más bien de consejos para iniciarse en empleos que llamaríamos de baja cualificación.

Preparar la entrevista de trabajo. La preparación es la clave del éxito. Repetir y repetir es como el ser humano interioriza y aprende. Por eso un buen consejo es “crear” una situación de entrevista de trabajo y recrearla una y otra vez para que, llegado el momento de una entrevista de verdad, sea mucho más fluida. Para torear toros primero hay que estrenarse con novillos.

No te centres en lo que conoces. Puede que hayas ido 4 veces a Londres y te encante, o a Manchester o Edimburgo, pero Reino Unido es mucho más que eso. Primero, porque el área de influencia de estas ciudades es muy grande, al igual que pasa en España con Madrid, Barcelona o Valencia, y segundo porque, a diferencia de aquí, el empleo esta desperdigado por todo el país. Puede que la empresa de ingeniería puntera en materiales biomecánicos en la que siempre has deseado trabajar esté en un pueblo perdido entre Leeds y Bradford.

Abre aún más el radar. Como ya os dijimos, las charity shops es un buen sistema para empezar a relacionarse con ingleses. La vida no es solo buscar trabajo, hay que tener vida social (y cuanto más cosmopolita mejor, en este caso) porque esta es una gran ayuda para conseguir el objetivo de iniciarte en el mercado laboral.

Posts Relacionados