Hace poco nos hemos mudado a un piso sin amueblar. La verdad que estamos muy ilusionados, aunque como todo comienzo, al principio puede ser más complicado. Sobre todo porque nosotros apenas teníamos muebles: un par de cómodas, un escritorio y una silla. Entonces, ¿cómo crear un sitio al que llamar hogar con poco presupuesto? Estas son algunas de las alternativas que os proponemos.

En las tiendas tradicionales

La principal opción y por la que pasamos casi todos es IKEA. El gigante sueco tiene muebles a muy buenos precios, además de todo tipo de accesorios para la casa. De vez en cuando rebajan los precios de algunos productos y en las tiendas, normalmente cerca de la caja, tienes una sección de saldos a la que conviene echar un vistazo. Son muebles de exposición que se han dañado un poco y a los que rebajan considerablemente el precio. 

También para muebles y electrodomésticos os recomendamos Argos, una tienda de venta por catálogo. Sus precios son bastante económicos, pero de esta tienda destacamos sobre todo su conveniencia. A diferencia de IKEA, las tiendas de Argos suelen estar situadas en las high streets, lo cual es un beneficio en cuanto al transporte.

Otra tienda muy interesante a la que echarle un ojo es Wilko. Al igual que Argos, la sueles encontrar en calles principales o centros comerciales. Puedes comprar algún que otro mueble en la tienda física, pero hay más en la web. También tienen pequeños electrodomésticos, utensilios de cocina o elementos decorativos. Si eres de los que les cuesta dormir con la luz echa un vistazo a las cortinas black-out.

Y por último Primark para la ropa de casa: sábanas, toallas, edredones, almohadas… y también algún que otro accesorio para decorar como velas, cuadros, luces o cojines.

En las tiendas de caridad (Charity shops)

¿Recuerdas las tiendas de caridad? Hace ya unos años que os hablamos de estas maravillosas tiendas.

Algunas ONG´s como British Heart Fundation, Red Cross u Oxfam tienen tiendas especializadas en muebles y es una buena ocasión para comprar muebles de segunda mano a un precio increíble a la vez que colaboras con una buena causa.

En las tiendas más pequeñas podrás comprar alguna que otra cosa para la casa, como una vajilla, un espejo o un marco.

En páginas web de segunda mano

Existen varias webs en las que poder comprar productos de segunda mano, entre ellos muebles para la casa o electrodomésticos, como las ya famosas Ebay o Gumtree. Pero también os recomendamos que miréis en Loot y Craiglist, donde se pueden comprar auténticas ganas.  

En los Car Boot Sales

Otra opción de la que ya os hablamos en el pasado son los Car Boot Sales, mercadillos en los que la gente vende aquellas cosas que ya no quieren o no necesitan. Habitualmente se celebran los domingos por la mañana en lugares como colegios o aparcamientos. Puedes encontrar alguna que otra cosa interesante a muy buen precio.



En Freecycle

Freecycle es una web en la que la gente pone todo aquello que le sobra y ya no quiere tener para que te lo lleves ¡gratis! Sólo tienes que buscar un grupo cerca tuyo y ver qué han puesto.

En grupos de Facebook

Si sigues alguno de los grupos de españoles en Facebook seguro que ya has podido comprobar como muchos compatriotas venden productos que ya no van a usar, en muchos casos porque se vuelven a España. Tu consigues muebles en buen estado y a buen precio y ellos se vuelven con un poco de dinero en el bolsillo.

En la calle

Ya sé que suena raro y cutre. Pero en la calle se pueden encontrar maravillas. Y lo digo por experiencia. Una de las cómodas que tenemos viene, precisamente, de una calle de Hackney, así como las hamacas que teníamos en la casa anterior. La gente deja en la calle muchos muebles que ya no van a usar, y por mi experiencia, lo hacen sobre todo los domingos. Así que… ¿por qué no salir a dar una vuelta por el barrio a ver qué encuentras?

Esperamos que alternativas os ayuden a crear un hogar y si sabéis de alguna que no hayamos dicho ¡no dudéis en comentar!